Si te preguntas ¿Qué hacer para tener el pelo hidratado?, has probado mil trucos y crees que la única solución es pasar por la tijera, tranquila, se puede arreglar. Todos los días vemos chicas como tú en el salón que al final mejoran mucho su condición.

Para conseguir ese cabello hidratado que deseas, lo más importante es descubrir qué es la hidratación del cabello, y aprender cómo funciona para mantenerla todo el año.

¿Qué es la hidratación del cabello?

Un cabello nutrido y un pelo hidratado no son lo mismo. Entenderlo es más fácil con un ejemplo: cuando tienes hambre necesitas nutrición y si bebes agua no te servirá de mucho, pero si tienes sed, necesitas hidratación, y el agua sí hará milagros.

Lo mismo pasa con tu cabello, la hidratación del pelo es su capacidad para mantener y retener agua. El pelo es higroscópico, lo que (explicado rápido entre nosotras) quiere decir que absorbe agua en condiciones húmedas y la pierde en ambientes secos.

¿Cuál es el objetivo de hidratarse el pelo?

El objetivo de hidratar el pelo es, ni más ni menos, retener esa agua que pueda perder por diferentes factores, proporcionando así la hidratación, flexibilidad y dinamismo que tu melena necesita. Dicho esto, vamos a ver cómo tener el pelo hidratado

¿Qué hacer para tener el pelo hidratado?

1- Hidrata tu pelo desde dentro:

Igual que la belleza de tu piel comienza en el interior, tomando los nutrientes adecuados, el buen estado de tu cabello también depende de tu alimentación y correcto nivel de hidratación.

¿La parte buena?

Seguir este consejo es tan sencillo como tomar dos litros de agua al día (aunque pueden ser más) y aumentar la ingesta de frutas y verduras, pues estas proporcionan una mayor cantidad de minerales que el agua por sí sola.

2- Evita los ambientes secos:

Si bien todas sabemos que el Sol reseca mucho el pelo, a veces se nos olvida que el viento puede ser igual o peor.

Para colmo, llevar sombreros cuando hace aire es un engorro, porque se vuelan, y acabamos más preocupadas por ellos que por lo que tenemos que hacer ese día ¿Te ha pasado?

Bueno, entonces ¿Qué hacemos?

Aplicar un protector de calor puede ayudarte a mantener la hidratación en días de viento, así como llevar peinados muy recogidos como trenzas o moños, esto evitará que el viento sople directamente sobre tu melena.

3- Protector de calor, tu mejor aliado para hidratar el cabello:

Prescindir de planchas y tenacillas no es una opción en eventos importantes o cuando necesitas dar buena imagen en el trabajo.

Lo que sí es una opción magnífica, es aplicar protector térmico en tu cabello antes de usar cualquier herramienta de calor, pues esto protege la fibra capilar.

4- En verano humedece tu cabello con un pulverizador:

Durante los meses de julio y agosto, la intensidad del Sol puede, literalmente, abrasar tu cabello.

Un consejo fácil sobre cómo hidratar el pelo seco y dañado es llevar un pulverizador con agua en el bolso, para humedecer ligeramente tu cabello cuando sientas la necesidad.

La humedad y los peinados elaborados no siempre se llevan bien, por lo que en los días más sofocantes te ayudará lucir un look desenfadado. También puedes añadir al pulverizador unas gotitas de algún producto hidratante para el cabello, o incluso comprar un spray de agua thermal.

5- Agua tibia o fría para lavar el cabello:

El agua caliente aporta una sensación tan acogedora que resulta irresistible, sin embargo, las altas temperaturas secan y encrespan el cabello.

Lavar el cabello con agua tibia en invierno y fría en verano es un tip maestro para mantener el pelo hidratado, también eleva tus niveles de energía y cierra la cutícula del pelo potenciando su brillo. Con el tiempo, aprenderás a amar la sensación del agua fresquita recorriendo tu cuerpo, palabra de la experiencia.

6- Utiliza productos para cabello seco con ingredientes naturales:

Si bien muchas gamas de productos para el cabello presumen de “reparar el cabello dañado” o “hidratar el pelo seco”, únicamente los productos capilares a base de aceites naturales pueden lograr tal efecto.

Los aceites naturales se adhieren a las fibras capilares, creando una película que evita que la hidratación se pierda y retiene la humedad en su interior.

7- Constancia, lo único que de verdad mantiene tu pelo hidratado:

La constancia en el cuidado capilar es la clave del éxito. Cuidar de ti también es un potente secreto para reforzar tu autoestima, autoconcepto y reducir tus niveles de estrés.

Por último, te animamos a seguirnos en el blog de Oramai para estar al día de las últimas tendencias, técnicas y secretos capilares.