La caída del pelo en otoño es una realidad para la mayoría de mujeres, pero si además acabas de pasar el Covid la cuestión puede agravarse:

¿Qué relación tiene el Covid-19 con la caída del cabello?

Lo primero que debes tener en cuenta es que nuestro organismo, además de emplear la energía habitual a realizar sus funciones vitales, es capaz de enfrentarse a cualquier agente extraño que quiera debilitar nuestro sistema inmune.

Son muchas las personas que después de pasar el Covid han sufrido una caída del cabello muy acusada. ¿A qué se debe esto?

Según algunos estudios realizados, el Covid pone en “jaque mate” nuestro sistema inmunológico, provocando inflamación, estrés físico y emocional, responsables en gran medida de la fuerte caída del cabello. La buena noticia es que, igual que sucede con la caída capilar en otoño, es posible minimizar sus daños y promover el crecimiento de una melena sana y fuerte.

¿Por qué se cae el pelo en otoño?

Independientemente de si has pasado o no el Covid, es muy probable que sientas como tu pelo se cae más de lo habitual en otoño. Si además, acabas de superar esta infección vírica, la caída del cabello puede ser más pronunciada, llegando a causar una fuerte preocupación.

El otoño, es una de las estaciones en las que más se cae el pelo; pero no te alarmes, forma parte del ciclo de renovación habitual de nuestro cabello.

Aun así, debemos tener en cuenta que algunos de los factores a los que estamos expuestos en verano como los radicales libres, el Sol, el calor, el cloro y la sal tienen un impacto nefasto sobre nuestro cabello y cuero cabelludo, acelerando la importante caída estacional que sufrimos en otoño. El Sol es bueno para el cabello y para la salud en general (estimula el crecimiento, aporta vitamina D), pero de manera controlada y tomando las precauciones necesarias. La sobreexposición a estos elementos es capaz de inflamar nuestro cuero cabelludo, dilatar el poro y la cutícula, acelerando su deshidratación y posterior caída.

Vigila también el estrés y los cambios hormonales; también pueden jugar una mala pasada a tu melena.

Consejos para evitar la caída de pelo en otoño y favorecer la recuperación post-covid

¿Qué podemos hacer para minimizar la caída del pelo en otoño y post-covid?. Toma nota de los siguientes consejos:

La alimentación es clave para minimizar la caída del pelo en otoño

Tanto si tu caída está provocada por el cambio de estación, como si estás en plena recuperación post-covid, mantener una alimentación saludable es clave.

Añade a tu dieta lo que se conoce como “real food” (comida de verdad) una alimentación rica en nutrientes para preservar la salud del pelo, la piel y el organismo. Las frutas, las verduras y los cereales integrales variados suponen una gran ayuda para frenar la caída del cabello.

Deja de lado el azúcar en todas sus formas no naturales (refrescos, bollería, salsas industriales, etc.) y podrás reducir en gran medida tus niveles de inflamación, unas de las causas principales de la caída del cabello post covid.

El estrés y la caída del cabello

El estrés es una de las causas principales que están directamente relacionadas con la caída de cabello ¿Qué podemos hacer para mantenerlo a raya?

Cambiar nuestra alimentación hacia hábitos más saludables es un gran paso para reducir la ansiedad, conquistar la hormona de la felicidad y lucir un pelazo. Frutos secos, aguacate, cítricos, chocolate negro…te ayudarán a segregar más serotonina y a controlar los niveles de estrés.

Realizar actividades como la meditación o el yoga también pueden ayudar a minimizar el estrés moderado. Pero si en tu caso es muy intenso, te recomendamos acudir a terapia, pues es habitual que ciertas dolencias físicas y estéticas tengan una raíz emocional.

Utiliza productos a base de tensioactivos suaves y que favorezcan el crecimiento del cabello

En Oramai nos preocupamos por las necesidades y preocupaciones de tu cabello.
No te olvides que para evitar la caída, debes cuidar y proteger tanto tu cuero cabelludo como la fibra. Ambos son importantes para mantener una melena saludable. Huye de productos que contengan parabenos, siliconas o sulfatos que provocan irritación y sequedad e incorpora en tu rutina capilar aquellos que incluyan ingredientes de calidad y tensioactivos ultra-suaves que sean respetuosos con el cuero cabelludo.

Cortar por lo sano

Cortar el pelo cada dos o tres meses es fundamental para mantener sano tu pelo y el estilo de tu look. Aprovecha después del verano para meter la tijera y sanear las puntas para que el cabello gane fuerza y vitalidad. Si eres de los que te atreves a un cambio radical, en Oramai nuestros expertos te aconsejarán con los cortes que más te favorezcan.

Además, gracias a nuestro expertise, te recomendaremos aquellos tratamientos que mejor se ajusten a tus necesidades para que puedas presumir de pelazo, sin agobios y preocupaciones.

¿Te vienes a conocernos?